El salvador de estrellas

Había una vez un hombre que estaba recogiendo estrellas de mar que habían quedado varadas en la playa y, una a una, las arrojaba de nuevo al mar.

 

Había una vez un hombre que estaba recogiendo estrellas de mar que habían quedado varadas en la playa y, una a una, las arrojaba de nuevo al mar. Alguien que lo observaba le preguntó:

-¿Qué estás haciendo?

-Estoy empujando estas estrellas de vuelta al océano, bajo la marea y muchas quedaron varadas en la orilla. Si no las arrojo de vuelta al mar morirán por falta de oxígeno.

-Entiendo -dijo el hombre. Pero debe haber miles de estrellas de mar en esta playa. Es imposible que termine con todas, además de que esto debe estar ocurriendo en cientos de playas a lo largo de toda la costa. ¿Qué no ve que simplemente da lo mismo?

El hombre que salvaba estrellas sonrió y recogió una estrella más y, al arrojarla al mar, replicó:

-¡Para esa ya no dio lo mismo!

Anónimo

¿Alguien que conoces necesita ayuda?

¿Tienes un familiar o un amigo que se resiste a recibir tratamiento?


¿Conoces a alguien que tiene miedo a dar el primer paso?

¿Necesitas ayuda?

55 6810 1894
hola@casarosa.mx


Cañada 260
Jardines del Pedregal
Ciudad de México

×
Chatea con nosotros