Las autolesiones no suicidas (ANS), un problema de salud pública.

Cada vez es más frecuente que los jóvenes lastimen su cuerpo con la única intención de provocarse daño.

Las autolesiones no suicidas (ANS) pueden ser definidas como el acto de lastimar directa y deliberadamente el tejido del propio cuerpo sin una intención suicida y para propósitos no validados socialmente, y que se realiza de diferentes maneras como el cortarse, quemarse, rascarse o golpearse en el propio cuerpo (Klonsky, 2007; Muehlencamp, 2005; Nock & Prinstein, 2004; Wilkinson & Goodyear, 2011).

Algunos estudios sugieren que hasta un 50% o 75% de aquellas personas con una historia de ANS realizan un intento de suicidio en algún momento, (Nock et al, 2006).

Estudios muestran que las tasas de las ANS son mucho más altas en adolescentes y adultos jóvenes que en adultos mayores (Swannell et al., 2014). También algunos estudios muestran mayores tasas en mujeres, aunque el comportamiento es  más común de lo que se pensaba antes en hombres (Rodham & Hawton, 2009).

El nombre del posible trastorno es autolesiones no suicidas con los siguientes criterios (APA, 2013):

  • En el último año, durante 5 días o más, el individuo se ha autolesionado sin la intención de suicidarse y con la expectativa de causar daño a su cuerpo.
  • Es un acto que no es socialmente aceptado
  • La autolesión está relacionada con sentimientos como depresión, tensión o enojo.
  • Con la idea de obtener un alivio temporal a sentimientos o pensamientos negativos
  • El acto de autolesionarse puede provocar una angustia significativa al individuo en su vida cotidiana.
  • El individuo experimenta sentimientos negativas antes de realizar las autolesiones
  • Antes de realizar las lesiones, en individuo está preocupado por la realización del acto
  • El individuo piensa mucho en autolesionarse aunque no realice al acto

La autolesión no se realiza durante episodios psicóticos, delirium,  o intoxicación de substancias

En la población general, en Estados Unidos,  los porcentajes de las  autolesiones sin intención suicida o auto daño van del 2% al 6% (Briere & Gil, 1998; Fliege, Lee, Grimm, & Klapp, 2009; Klonsky, 2011; Klonsky, Oltmanns, & Turkheimer, 2003).

En el caso de  adolescentes y adultos jóvenes universitarios los porcentajes van del 9% hasta el 46% en países como  Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, China, Estados Unidos,

La edad de inicio promedio en las autolesiones sin intención suicida es aproximadamente entre los 12 y 18 años.

Con respecto a la frecuencia en que se autolesionan, las ocasiones van de 1 hasta más de 100 con una media de entre cinco a 20 ocasiones.

El tiempo de duración de las conductas autolesivas va de 1 a 6 años, siendo entre  2 y 4 años el tiempo promedio en la mayoría de los casos.

Por sus propias características las autolesiones sin intención suicida son un problema de salud pública, además de estar  asociadas con diferentes trastornos mentales y problemáticas  como depresión, ansiedad, estrés postraumático, maltrato infantil, trastornos de la personalidad especialmente el trastorno límite de la personalidad, consumo de sustancias, trastornos de la conducta alimentaria y conductas suicidas

¿Alguien que conoces necesita ayuda?

¿Tienes un familiar o un amigo que se resiste a recibir tratamiento?


¿Conoces a alguien que tiene miedo a dar el primer paso?

¿Necesitas ayuda?

55 6810 1894
hola@casarosa.mx


Cañada 260
Jardines del Pedregal
Ciudad de México

×
Chatea con nosotros