¿Qué son las Autolesiones No Suicidas?

Las autolesiones no suicidas (ANS) pueden ser definidas como el acto de lastimar directa y deliberadamente el cuerpo sin una intención suicida.

¿Qué son las Autolesiones No Suicidas?

Dr. Everardo Castro Silva

Las autolesiones no suicidas (ANS) pueden ser definidas como el acto de lastimar directa y deliberadamente el tejido del propio cuerpo sin una intención suicida  y para propósitos no validados socialmente, y que se realiza de diferentes maneras como el cortarse, quemarse, rascarse o golpearse en el propio cuerpo (Klonsky, 2007). Las regiones más comunes para autolesionarse son los brazos, piernas, pecho y otras áreas de la parte frontal (Csorba et al., 2009; Muehlencamp, 2005).

Existen algunos comportamientos sancionados o aceptados culturalmente que causan la modificación o destrucción del tejido del cuerpo, como el tatuarse o los piercings en diferentes culturas en el mundo. Estos comportamientos no se consideran desviados o que requieran una intervención psicológica, y por ende no entran en la definición de ANS (Nock & Favazza, 2009). Algunos estudios sugieren que hasta un 50% ó 75% de aquellas personas con una historia de ANS realizan un intento de suicidio en algún momento, y aunque no es el mismo fenómeno, están relacionados, resaltando la importancia de estudiar las ANS en gran detalle (Nock et al, 2006). Estudios muestran que las tasas de las ANS son mucho más altas en adolescentes y adultos jóvenes que en adultos mayores (Swannell et al., 2014). También algunos estudios muestran mayores tasas en mujeres, aunque el comportamiento es  más común de lo que se pensaba antes en hombres (Rodham & Hawton, 2009).

Los individuos que se autolesionan tienden a ser rechazados por aquellos que no tienen estas conductas, en parte por las fuertes reacciones emocionales que se presentan en los observadores. Estas reacciones  se pueden relacionar con la resistencia a ser lastimados que la mayor parte de los individuos presentan, además de que produce disgusto no solo hacia las heridas, sino a la persona que se las realiza  (Tantam & Huband, 2009).

En la población en general, en Estados Unidos,  los porcentajes de las  autolesiones sin intención suicida o auto daño van del 2% al 6% (Briere & Gil, 1998; Fliege, Lee, Grimm, & Klapp, 2009). En el caso de  adolescentes y adultos jóvenes universitarios los porcentajes van del 9% hasta el 46% en países como  Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, China, Estados Unidos, Finlandia, Japón, Hungría,  Noruega y  Suecia (Brown, 2009; Muehlenkamp, Claes, Havertape, & Plener, 2012). La edad de inicio promedio en las autolesiones sin intención suicida es aproximadamente entre los 12 y 18 años (Brown, 2009; Cerutti, Manca, Presaghi, & Gratz, 2011). Con respecto a la frecuencia de las ocasiones en que se autolesionan las personas con autolesiones sin intención suicida, las ocasiones van de una hasta más de 100, con una media de entre cinco a 20 ocasiones (Bjarehed, Wangby-Lundh, & Lundh, 2012; Duggan, Toste, & Heath, 2013). ). El tiempo de duración de las conductas autolesivas va de uno a seis años, siendo entre  2 y 4 años el tiempo promedio en la mayoría de los casos (Duggan et al., 2013; Glenn & Klonsky, 2010).

El número de métodos utilizados para autolesiones no suicidas van de uno a seis por persona, y los métodos más  frecuentes son el cortarse partes del cuerpo (muñecas, piernas y brazos), golpearse en el cuerpo y cara, quemarse, morderse, rascarse hasta sangrar, morderse el cuerpo,  y enterrarse objetos puntiagudos en el cuerpo, siendo generalmente las cortadas el método más utilizado (Andrews, Graham, Hasking, & Page , 2013; Csorba et al., 2009; Laye-Gindhu & Schonert-Reichl, 2005; Hilt et al., 2008; Hoff & Muehlencamp, 2009).

¿Alguien que conoces necesita ayuda?

¿Tienes un familiar o un amigo que se resiste a recibir tratamiento?


¿Conoces a alguien que tiene miedo a dar el primer paso?

¿Necesitas ayuda?


5135 5298

04455 6810 1894

hola@casarosa.mx

Contacto

×
Chatea con nosotros