CONSUMO DE SUSTANCIAS

Con un enfoque de género y entendiendo que se trata de una problemática diferente a la de los hombres, nuestro programa se dirige a la identificación de los problemas que dan origen al abuso de sustancias y adicción en las mujeres, y a la creación de herramientas que les permitan recuperar una vida en equilibrio.

 

Alcohol

La sociedad trata al alcohol de una manera muy diferente que a otras drogas que afectan el ánimo ya que su consumo es legal para los adultos, permitido para los adolescentes y fomentado en la gran mayoría de relaciones sociales y de negocios.

Las personas que abusan del consumo de alcohol corren el riesgo de desarrollar la enfermedad del alcoholismo, o de utilizarlo como una droga puente para otro tipo de sustancias.

El alcoholismo ocasiona un ciclo de constante sufrimiento en el adicto y su familia, así como graves consecuencias económicas, sociales, laborales, escolares y emocionales.

Del 45% al 70% de todos los accidentes automovilísticos, mortales o no, están asociados con esta sustancia, así como los incendios, homicidios, lesiones, suicidios y violencia familiar.

El alcohol en las personas adictas genera tolerancia que es la necesidad de consumir cada vez más para obtener el mismo efecto y abstinencia que son los malestares físicos y emocionales causados por la falta de sustancia.

La adicción al alcohol no radica en una sola causa sino en el resultado de factores genéticos, familiares y sociales, por lo cual su rehabilitación debe ser atendida por un equipo multidisciplinario que atienda todos los aspectos de la vida de la paciente, potencializando factores que protegen a la persona y disminuyendo los que la dañan o exponen.

El alcohol es la droga de más consumo en México, su abuso ocasiona un daño social muy importante.

Drogas

Las drogas son sustancias psicoactivas que administradas a personas con ciertas características biológicas, familiares y sociales generan abuso y/o adicción, actúan sobre la percepción , las emociones y el estado de ánimo.

La adicción se define como una enfermedad del cerebro, crónica, progresiva y potencialmente mortal , con recaídas, que afecta el sistema de recompensa, caracterizada por la búsqueda y el uso compulsivo de drogas a pesar de las consecuencias nocivas. Se considera una enfermedad del cerebro porque modifica su estructura y su funcionamiento.

El enfermo adicto muestra síntomas de tolerancia, dependencia física, deseo persistente de consumir, empleo de tiempo cada vez mayor en actividades relacionadas con la obtención y el consumo de la sustancia, reducción importante de sus actividades sociales, laborales o recreativas y continuación del consumo de la sustancia a pesar de tener conciencia del daño que le causa.

El consumo constante de drogas ocasiona graves daños a nivel físico, emocional y social, así como un debilitamiento de la voluntad y capacidad para controlar el consumo.

La enfermedad de la adicción afecta sin importar raza, edad, sexo, ni condición social, sus causas son de origen multifactorial por lo que debe atenderse de manera integral y profesional.

Fármacos

La ciencia médica nos provee de una gran variedad de fármacos de gran utilidad en el tratamiento de trastornos como la ansiedad, el sueño, la depresión, etc.

Algunos de los más utilizados son las benzodiacepinas o sedantes diseñados para tratar la ansiedad y el insomnio, de hecho son de los medicamentos más prescritos por los médicos.  Sin embargo el abuso en su consumo produce excesiva sedación, dificultad en la concentración, debilidad muscular, confusión y adicción.

Las benzodiacepinas pueden interaccionar con otros medicamentos, aumentando los efectos de ambos, y también con el alcohol, acelerando y aumentando los síntomas de la sobre-ingesta alcohólica.

En personas con predisposición genética a la adicción generan tolerancia en su  consumo y síndrome de abstinencia cuando hay ausencia de la sustancia,  provocando un efecto contrario para el que fueron diseñadas, aumentando el nerviosismo, irritabilidad, insomnio, pérdida de apetito, angustia, confusión y  agresividad.

En muchos de los casos, el paciente llega a un estado de adicción a la sustancia de forma casi inadvertida, incluso a partir de un tratamiento médico mal administrado o demasiado prolongado.

CASA ROSA es una institución especializada en el abordaje médico de desintoxicación paulatina de los fármacos de los que se abusa, brindando a los pacientes la oportunidad de superar la enfermedad en un ambiente seguro, cálido y profesional,  así como herramientas terapéuticas para encontrar un sentido de vida en equilibrio, mejorar sus patrones de relación con las demás personas, y construir hábitos saludables, encontrando en nuestro centro un Punto de Partida hacia una nueva manera de vivir.

¿Alguien que conoces necesita ayuda?

¿Tienes un familiar o un amigo que se resiste a recibir tratamiento?


¿Conoces a alguien que tiene miedo a dar el primer paso?

¿Necesitas ayuda?

5135 5298

04455 6810 1894

hola@casarosa.mx

Contacto

Instalando sueños, salvando vidas

Somos un Centro de Rehabilitación con un equipo profesional de gran calidad humana, capaz de otorgar atención, comprensión, contención y confidencialidad.

COFEPRIS: 183300201A0216

Responsable Sanitario:Luis Rutilo Solis Rojas
Cédula: 3223418
Universidad Autónoma de Guadalajara

×
Chatea con nosotros