Transformación

Un discípulo que hacía muchos años que vivía en el monasterio llegó ante el Maestro y le dijo con preocupación que, aunque comprendía y estaba en total acuerdo con las enseñanzas que le habían impartido, aún no había experimentado la transformación interior de la que le habían hablado…

Un discípulo que hacía muchos años que vivía en el monasterio llegó ante el Maestro y le dijo con preocupación que, aunque comprendía y estaba en total acuerdo con las enseñanzas que le habían impartido, aún no había experimentado la transformación interior de la que le habían hablado antes de entrar a la comunidad espiritual. El Maestro observó con detenimiento al pupilo, entró rápidamente a la cocina y, tras salir, le dijo:

Abrígate y acompáñame hasta el río.

Después de caminar casi una hora, el Maestro y el discípulo llegaron a un caudaloso río cercano y se sentaron cerca de la orilla. Luego de unos instantes en silencio, el Maestro tomó una piedrecita y, tras mostrársela al joven, la arrojó al agua. Momentos más tarde, sacó de su bolsillo un grano de sal gruesa y repitió la operación. El discípulo observaba con atención la superficie del agua y entonces el Maestro explicó:

Tú mismo lo has visto. La piedrita que arrojé se sumergió en el agua pero ésta no pudo penetrarla. Apenas la mojó superficialmente aunque en su interior la piedra permaneció seca. El grano de sal, en cambio, en cuanto tocó el agua comenzó a disolverse; es decir, que se hizo uno con ella. De la misma manera, el abordaje intelectual de la enseñanza no podrá producir ningún cambio en ti. En cambio, si logras vivirla apasionadamente y comulgar íntimamente con ella, tú mismo te convertirás en la demostración viviente de la enseñanza.

Déjate impregnar por la enseñanza. Hazla tuya. Solamente así experimentarás la transformación

Anónimo

 

¿Alguien que conoces necesita ayuda?

¿Tienes un familiar o un amigo que se resiste a recibir tratamiento?


¿Conoces a alguien que tiene miedo a dar el primer paso?

¿Necesitas ayuda?

55 6810 1894
hola@casarosa.mx


Cañada 260
Jardines del Pedregal
Ciudad de México

×
Chatea con nosotros