fbpx
Para el futuro probablemente cambiaremos el patrón de acción presente requerido para evitar la concepción por una en que la infertilidad sea la norma y se requiera una acción positiva para concebir. Los padres podrán crecientemente, convertirse no en las autoridades que dirijan a la juventud. - Martha Escobar

RELACIONES INTERPERSONALES PARA EL FUTURO QUE NOS IMAGINAMOS Y QUE TAL VEZ NUNCA LLEGARÁ

Por: Martha Escobar

¿Podremos humanizar la vida en la aglomeración?

Para el futuro probablemente cambiaremos el patrón de acción presente requerido para evitar la concepción por una en que la infertilidad sea la norma y se requiera una acción positiva para concebir. Los padres podrán crecientemente, convertirse no en las autoridades que dirijan a la juventud. Es probable que la religión institucionalizada se desvanezca, pero los misterios de la vida presentarán nuevos desafíos. Durante mucho tiempo se ha retrasado una revolución en nuestras escuelas.

El principal problema del hombre

No es una bomba de hidrógenos, por aterradora que pudiera ser, ni la explosión demográfica, aun cuando sea abrumador, se trata de un problema que rara vez se menciona o discute, la cuestión de que tanto cambio puede ser el ser humano aceptar, absorber, asimilar, y la proporción en que puede hacerlo. ¿Puede estar al nivel de la siempre creciente proporción del cambio tecnológico, o existe algún punto en que el organismo humano se despedaza? Hay mucho que nos hace ser pesimistas con respecto a esto. Si consideramos las increíbles dificultades para producir el cambio en nuestras grandes burocracias del gobierno, la educación y la religión, llegaremos a desesperarnos.

Aglomeración urbana y sus posibles efectos

La población mundial aumentará en más del doble durante los próximos años hasta el final de este siglo a los 300 millones y en el futuro estará entre los 320 y los 340 millones. La gran mayoría de estos millones residirá en una gran megápolis, de la cual probablemente habrá tres. En las ratas como lo ha demostrado tan vívidamente Calhoun el nacimiento produce un deficiente cuidado maternal, pobreza en la construcción del nido, conducta sexual extravagante, canibalismo y alineación completa, con algunas ratas que se comportan como zombi, sin prestar atención a las demás, que salen de sus solitarias madrigueras solo para alimentarse. Podríamos aprender a descentralizar nuestras grandes áreas urbanas, hacerlas más manejables, proporcionar relaciones interpersonales que sean no sólo más eficaces, sino también más cálidas y humanas. Podríamos utilizar más espacio, construir ciudades más pequeñas con grandes áreas verdes, idear planes para la construcción de vecindades que promoverían la humanización y no la deshumanización. ¿Cuál será la elección?

Cercanía e intimidad en el futuro

Creo que existirán posibilidades para el rápido desarrollo de la cercanía con las personas y entre ellas, cercanía que no es artificial sino real y profunda y que se ajustará bien a nuestra creciente movilidad en el vivir. Las relaciones temporales podrán adquirir la riqueza y el significado que hasta ahora sólo se habían asociado a las ligas de toda la vida. Habrá el desarrollo de todo un nuevo estilo de comunicación en el que la persona puede en efecto expresar: “Te lo estoy diciendo como es, en mí, mis ideas, mis deseos, mis sentimientos, mis esperanzas, mis corajes, mis miedos, mis desesperaciones”, y en el que la respuesta será igualmente abierta. Descubriremos que la seguridad no reside en esconderse uno mismo, sino en ser conocido más complemente. Parece que estamos aspirando a una nueva realidad en las relaciones, una nueva apertura en la comunicación, un amor mutuo que surge no de una ceguera romántica, sino del profundo respeto que casi siempre es originado por la realidad en las relaciones.

Relaciones hombre – mujer

Es probable que continué la tendencia hacia una mayor libertad en las relaciones sexuales entre adolescentes y entre adultos. Parece probable que la intimidad sexual forme parte del noviazgo o de cualquier interés especial continuo en un miembro del sexo opuesto. La actitud de sensualidad se está extinguiendo con rapidez, y la actividad sexual es vista como una parte potencialmente gozable y enriquecedora en una relación. La actitud de posesividad -de poseer a otra persona, que históricamente ha dominado en las uniones sexuales- es probable que disminuya en forma considerable. Para el futuro, será bastante factible asegurar que no habrá hijos en una unión. A cada individuo se le asegurará una infertilidad prolongada durante la adolescencia temprana. La elección de futuros padres mediante computadoras será mucho más sofisticada que hoy y resultará de gran ayuda para que un individuo encuentre un compañero del sexo opuesto que sea el apropiado. Algunas de las uniones temporales así formadas pueden legalizarse como un tipo de matrimonio – sin compromiso permanente, sin hijos (por acuerdo mutuo). Está resultando cada vez más evidente que una relación hombre – mujer, tendrá permanencia solo en el grado en que satisfaga las necesidades emocionales, psicológicas, intelectuales y físicas de la pareja. La pareja exigirá a la relación más de lo que exige hoy día. Sin ambos miembros de una pareja se sienten profundamente comprometidos y desean permanecer juntos y formar una familia, este será entonces un tipo de matrimonio nuevo y más unido. Tal vez en el futuro, una pareja decidirá tener hijos solamente cunad haya demostrado poder contraer un compromiso maduro, un compromiso de tal clase que tenga probabilidades de ser permanente. Se aceptará abiertamente que algunos “matrimonios” no son más que uniones enfermas transitorias que se romperán.

Padres e hijos

Si los padres en general se aferran a los puntos de vista estáticos, que a través de los siglos han funcionado razonablemente con poco cambio –“yo sé qué valores son importantes en la vida”, “soy más sabio que mi hijo para saber qué dirección debería tomar tu vida”. – entonces la distancia se hará tan grande que nuestra cultura quedará libremente desquebrajada. Algunos padres desean ser personas – personas que cambian, que crecen – que viven en relaciones de persona a persona con los pequeños de sus familias. Los insights sobre uno mismo, el darse cuenta de como aparece uno ante la otra generación, producen tanto cambios en la conducta como nuevas formas de relación que se basan en un abierto respeto por uno mismo. También se está desarrollando un nuevo tipo de ecuación, los padres, en el que hay respeto por el padre como una persona con sentimientos y derechos, así como hay respeto por el hijo y sus sentimientos y sus derechos. Grupos familiares en los que padre e hijo se escuchan uno a otro. El niño es el único que sufre por el divorcio. Mi esperanza sea que dentro de tres décadas habrá muchos tipos de experimentación para ayudar a los hijos de padres divorciados a crecer en el medio más favorable posible.

El aprendizaje en las relaciones interpersonales

Es posible que la educación continúe en mucho como está – preocupada sólo por las palabras, los símbolos, los conceptos racionales que se basan en el papel autoritario del maestro más deshumanizado por las máquinas de enseñanza, el conocimiento computacionalizado, y la creciente aplicación de los tests y los exámenes. Los educadores están mostrando más resistencia al cambio que cualquier otro tipo institucional. El maestro habrá desaparecido en mucho. Su lugar será ocupado por un facilitador del aprendizaje elegido tanto por sus actitudes facilitadoras como por su conocimiento. Será capaz para proporcionar los recursos para aprender. Dentro de estos recursos habrá muchos por la línea del aprendizaje programado, que serán utilizados cuando el estudiante considere apropiados esos aprendizajes. Dentro de los aprendizajes más importantes estarán.

El personal y el interpersonal. Cada niño desarrollará una confianza en su propia habilidad para aprender, pues será recompensado por aprender a su propio paso. Aprenderá a escuchar, pero también a hablar, a aprender sobre si mismo, pero también a confrontar y dar retroalimentación a otros. Aprenderá a ser un individuo, no un conformista sin cara. No será una preparación para la vida, sino una experiencia en el vivir. Las comunidades formarán centros que sean ambientes para el aprendizaje, y el estudiante nunca se graduará. Siempre será parte de un “comienzo”.

Las personas en la industria

La industria es tal vez la mejor preparada para enfrentarse al futuro. Para los líderes de cualquier industria moderna compleja, cada vez resulta más claro que el viejo sistema jerárquico de jefes y empleados es obsoleto. El único camino hacia la verdadera eficiencia parece ser el de las personas que libremente se comunican con las personas – de abajo hacia arriba, de igual a igual, de arriba hacia abajo. No es posible que un solo individuo dirija tal complejidad. En el futuro muchas industrias estarán presentando tanta atención a las relaciones interpersonales y a la calidad de la comunicación como actualmente lo hacen en lo referente a los aspectos tecnológicos de su negocio. Llegarán a valorar a las personas como tales y a reconocer que la innovación y el progreso sólo puede surgir del conocimiento comunicado de todos los miembros de la organización. Estarán promoviendo el crecimiento y el desarrollo de la organización.

La religión como un vivir interpersonal

Debido al temor hacia el mundo el hombre puede buscar refugio en un dogma seguro, en una respuesta simplista a las complejidades de la vida, una religión que haga las veces de una “cobija de seguridad”. El año 2000, la religión institucionalizada, ya en decadencia como factor significativo en la vida cotidiana, se habrá desvanecido hasta el punto en que sólo tendrá una ligera importancia en la comunidad. El enigma del significado de la vida individual, estarán todos muy presentes. Al aumentar nuestro conocimiento puede haber, ciertamente, mayor apreciación por el misterio. Grupos probablemente, mucho más pequeños que las congregaciones de la actualidad lucharán con las cuestiones éticas, morales y filosóficas que son propuestas por el mundo que cambia con rapidez. En el cuestionamiento abierto y la lucha honesta para enfrentar la realidad que existe en un grupo de ese tipo, es probable que se desarrolle un sentido de verdadera comunidad. La religión del futuro será la elección existencial que el hombre haga de su forma de vivir en un mañana desconocido.

Las potencialidades para el cambio y el enriquecimiento en el mundo interpersonal del futuro existen con toda certeza. Puede haber más intimidad, menos soledad, una infusión de aprendizaje emocional e intelectual en nuestras relaciones, mejores medios de resolver conflictos en forma abierta, relaciones hombre-mujer que sean enriquecedoras, relaciones familiares que sean reales, un sentido de comunidad que nos capacite para enfrentarnos a lo desconocido.

¿Alguien que conoces necesita ayuda?

¿Tienes un familiar o un amigo que se resiste a recibir tratamiento?


¿Conoces a alguien que tiene miedo a dar el primer paso?

¿Necesitas ayuda?


55 6810 1894

55 5135 5298

hola@casarosa.mx

Contacto

Abrir chat
Chatea con nosotros