fbpx
El tiempo que estamos viviendo es un regalo, el más preciado, porque es el regalo que nos permite cambiar nuestra vida y realizar las cosas que necesitamos hacer para mejorar. - Dr. Everardo Castro

VIVIR EN EL ETERNO PRESENTE

Por: Dr. Everardo Castro

Una de las situaciones más cotidianas en la vida es preocuparse por el futuro o ponerse triste y/o enojado por nuestro pasado. Es algo que hacemos con mucha normalidad. Y le podemos dedicar horas a fantasear o pensar que será de nosotros en un futuro, e imaginar diferentes escenarios, y puede que nos alegremos a veces, o nos angustiemos en otras, o simplemente dejar libre nuestra mente y vivir en ese futuro.  O si es el pasado, recordó los buenos momentos que tuvimos, o con mayor frecuencia volvemos a los momentos de tristeza o culpa que constantemente rondan en nuestras mentes. De cualquier manera, es una pérdida de tiempo y energía en cualquiera de los casos. Y esto es por varias razones. La primera es que nuestra energía mental no es ilimitada, sino todo lo contrario.  Sólo tenemos cierta energía para poder realizar las cosas que requieren nuestra concentración y esfuerzo mental. Y si gastamos esa energía mental en estar pensando en lo que vamos hacer en un hipotético futuro o lamentando los errores del pasado, poco nos va a quedar para hacer las cosas que tenemos que realizar en el presente. En segundo lugar, el pasado básicamente sirve para identificar los errores cometidos y modificar conductas en el presente. Si sólo hacemos viajes al pasado y seguimos sin modificar conductas erróneas, no sirve de nada. Tercero, pensar en el futuro sólo sirve si trabajas en el presente las cosas que quieres que se logren en el futuro, inviertes tiempo de tu presente para modificar tu futuro.  Si no le dedicas tiempo semanalmente a tus planes futuros, no son planes, sólo sueños.  Y aquí es donde llegamos al punto fundamental de todo: cualquier cosa que quieras hacer o cambiar, necesitas hacerlo en tiempo presente. Y el presente es en el tiempo que menos nos interesa estar, ya que siempre estamos viajando entre el pasado y el futuro, y solo con paradas ocasionales en el presente. Pero el mismo nombre lo dice “presente”. El tiempo que estamos viviendo es un regalo, el más preciado, porque es el regalo que nos permite cambiar nuestra vida y realizar las cosas que necesitamos hacer para mejorar.

Por eso. Trata de enfocar tus energías en lo que tienes que hacer el día de hoy, no mañana o lo que hiciste ayer. Vive en el ahora, todo el tiempo que puedas. Porque al final, es el único tiempo que realmente existe y donde puedes hacer algo por ti y los demás. 

     

    ¿Alguien que conoces necesita ayuda?

    ¿Tienes un familiar o un amigo que se resiste a recibir tratamiento?


    ¿Conoces a alguien que tiene miedo a dar el primer paso?

    ¿Necesitas ayuda?


    55 6810 1894

    55 5135 5298

    hola@casarosa.mx

    Contacto

    Abrir chat
    Chatea con nosotros